Visitar la fábrica de Oskar Schindler, en Cracovia

Visitar la fábrica de Oskar Schindler, en Cracovia

Si eres cinéfilo, lo más probable es que alguna vez hayas oído hablar o visto la película ‘La lista de Schindler’, así que te sonará la fábrica que aparece en el ‘filme’ y que se ubica en Cracovia. Su historia es apasionante y es una visita muy recomendable para conocer mejor parte de la historia de este país. Y es que su dueño, por si no eres muy consciente de ello, empleó toda la fuerza posible por salvar el mayor número de vidas posibles durante la ocupación nazi. Ese es uno de los principales motivos por los que un viaje a Cracovia y, en concreto, a la fábrica de Schindler merece la pena? ¿Te animas a conocer más? ¡Sigue leyendo!

Oskar Schindler, un hombre de negocios

El origen de la fábrica de Schindler viene motivado por Oskar Schindler, un hombre de negocios que ha pasado a la posteridad por lo que te vamos a contar. Resulta que era afiliado al Partido Nazi, en su deseo de buscar oportunidades de negocio, le reclutaron las SS como informante y él vio en esto una oportunidad para crecer profesionalmente. Y es que gracias a esto consiguió acceder a las más altas esferas nazis.

Cuando durante la guerra se invadió Polonia, este empresario vio su oportunidad y decidió adquirir una fábrica de ollas que hasta ese momento se conocía como Deutsche Emaillewaren-Fabrik. En ella pensaba aprovechar para producir utensilios que fueran útiles para la campaña. Sin embargo se encontró con un handicap y es que la mano de obra alemana era demasiado cara. De ahí que decidiera seleccionar entre sus trabajadores a los judíos que en ese momento se encontraban en el campo de trabajo de Plaszow.

Fue en ese momento cuando  Oskar Schindler comenzó a acercarse a la realidad de los judíos y comenzó a conocer el modo en el que los nazis les trataban. Eso le hizo empatizar con ellos y toar conciencia de lo que estaba ocurriendo y negoció al máximo para que sus trabajadores pudieran mantenerse alejados del campo de concentración de Plaszow. Es más, les dio cobijo total en la fábrica.

La situación que se vivía en esa época se tornó complicada para la empresa de fabricación de ollas de  Oskar Schindler, por lo que tuvo que replantearse el negocio para evitar cerrar y tener que echar a los judíos. Decidió comenzar a construir cápsulas de proyectiles con la diferencia de que dio la orden a sus trabajadores para que algunos de ellos fueran defectuosos. Con esta acción, consiguió proteger de los campos de exterminio naxis a 1.200 personas. Razón de más para visitar la zona.

Dónde está la fábrica

Esta fábrica se encuentra concretamente en Lipowa 4, 30-702., en Cracovia. Llegar hasta allí para visitarla no es un problema, ya que pasan muy cerca los travías número 6, 11, 13, 20, 23, 24 y 50, lo que hace mucho más fácil para el turista que debe usar el transporte público llegar a la zona.

Un consejo, para aprovechar mejor la visita y adentrarte en lo que ocurrió a los judíos durante la dominación nazi, acércate también al campo de concentración de Auschwitz, que tampoco queda muy distante de este lugar.

Qué ver en la fábrica de Schindler

Actualmente la fábrica de Schindler ha sufrido algún que otro cambio, más que nada para reconvertirla en un lugar apto para recibir a los miles de visitantes que conociendo su historia se acercan al año a conocerla. El edificio alberga una exposición permanente que contextualiza un poco mejor la época que vivió el empresario Oskar Schindler. La muestra se titula ‘Cracovia bajo la ocupación Nazi entre 1939 y 1945′ y narra principalmente la historia de esta urbe desde finales de 1939 hasta que se consiguió la libertad total con el final de la guerra.

La fábrica se puede recorrer libremente, aunque también se pueden concertar visitas guiadas. Una vez se entra allí se pueden ver distintas exposiciones históricas, así como reconstrucciones de la ciudad en aquella época y del trabajo que se desarrollaba en el interior de este inmueble. A través de distintos recursos como paneles con fotos, imágenes, sonidos y reconstrucciones te transportarás al duro periodo que vivieron los judíos en Polonia a principios del siglo XX.

Horario de visitas

La fábrica, como cualquier edificio turístico tiene un horario de visitas que te conviene conocer antes de programar la visita. El horario lo dividen de abril a octubre, época en la que la fábrica es visitable los lunes de 10 de la mañana a 16 horas y de martes a domingo, en horario ininterrumpido de 10 de la mañana a 20 horas. Por otro lado, desde noviembre hasta el mes de marzo, se puede acceder a la fábrica los lunes de 10 de la mañana hasta las 14 horas y de martes a domingo, de 10 a 18 horas.

En cuanto al precio de la entrada, el ticket regular cuesta 21PLN, mientras que el reducido sale a 16PLN. La visita merece la pena, ya lo verás.

Reservar visita a los escenarios de Oskar Schindler

Reserva ahora tu visita con los mejores operadores locales

Ver más visitas en Cracovia

Ubicación de la fábrica

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

Visitar la Guarida del Lobo de Hitler

Hitler. Un nombre que ha marcado la historia y una persona que fue parte principal en los horrores que vivieron

Visitar Podgórze, el gueto judío de Cracovia

Puede que el nombre de Podgórze no te diga mucho a la primera. Pero tal vez si estás buscando irte de

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*