Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Quien prepara un viaje a Berlín no debe olvidar meter en la maleta la idea de visitar Sachsenhausen, uno de los campos de concentración más importantes que existió durante la Alemania Nazi. Al contrario que otros campos de concentración, éste nació exclusivamente del trabajo de prisioneros de otros campos de concentración que había repartidos por todo el país. 1936 fue el año detonante para el surgimiento de este recinto ‘del horror’, aunque se construyó como un lugar ‘ideal’ en el que se quería someter a los prisioneros al poder de las SS.

Un campo de concentración con más de 200.000 presos

200.000. Ésta es la cifra de presos que pasaron por Sachsenhausen entre 1936 y 1945. Se trata de una cifra muy importante de personas. Aunque al principio los soldados nazis los apresaron por ser contrarios al régimen nacionalsocialista y revelarse contra el poder establecido, más tarde también se empezaron a apresar a nazis, pero exclusivamente a aquellos que se consideraban inferiores a nivel racial.

Allí, en este campo de concentración se sometía a los prisioneros a vejaciones y a trabajos forzados.  Tal era el nivel de estrés de los prisioneros y tan poca era la comida que les facilitaban, sin contar con las pésimas condiciones sanitarias que había tanto en los barracones donde estaban hacinados para dormir, como en los lavabos y aseos del campo de concentración, que la mayoría de los presos contrajeron terribles enfermedades. De hecho, miles de ellos morían antes de ser exterminados por las SS.

De este campo de concentración sí que salió gente con vida, aunque con la salud muy debilitada. Cuando la guerra terminó en 1945 y se liberaron a los presos, se encontró a más de 3.000 enfermos en el recinto.

Cuando la pesadilla terminó, el campo de concentración de Sachsenhausen sufrió una transformación y pasó a convertirse en un recinto especial soviético. Y es que meses después de que Europa se viera liberada de las garras del nazismo, el servicio secreto soviético trasladó su campo especial nº 7 a Sachsenhausen. ¿Qué ocurrió desde entonces en este lugar? Aquí era donde se apresaba a los funcionarios de bajo rango del régimen nazi, algunos de ellos eran perseguidos políticos y el resto, eran capturados de manera aleatoria, similar a lo que habían hecho anteriormente los nazis.

Durante la época soviética, el campo de concentración de Sachsenhausen se transformó en el más grande de ocupación soviética hasta que se desmanteló en 1950. Durante los cinco años que duró la ocupación soviética, pasaron por Sachsenhausen más de 60.000 prisioneros, de los cuales unos 12.000 no salieron de allí con vida, fueron fusilados.

Tras el desmantelamiento del campo de concentración, las instalaciones permanecieron vacías durante años, hasta que en 1961 se decidió acondicionar el mismo con lugar conmemorativo. Desde entonces miles de personas, tanto nacionales como turistas, han pasado por allí para conocer in situ las barbaries a las que fueron sometidas miles de personas.

Visitas guiadas por Sachsenhausen

El campo de concentración de Sachsenhausen es uno de los de la Alemania nazi que se pueden visitar. La organización ofrece recorridos guiados explicando la historia del recinto, así como los trabajos forzados que se obligaba a realizar a los prisioneros.  Para conocer bien el lugar, es necesario hacer una visita guiada. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del recinto está vacía. Sin un guía, es muy difícil saber qué ocupó cada lugar.

Durante el recorrido turístico por el campo de concentración, se puede entrar en lo que era el barracón 38, donde las SS solían hacinar a los prisioneros judíos. En esa misma zona un grupo antisemita provocó un incendio en 1992.

También se puede visitar la zona donde estaban las celdas de castigo, que sirvió como cárcel del campo de concentración y de la Gestapo. Allí se encerraba tanto a los prisioneros más importantes y se asesinaba sin piedad.

Por otro lado, había una zona destinada a la enfermería, al contrario de lo que se puede pensar, ésta no estaba destinada al cuidado de los prisioneros, sino que allí era donde se realizaban miles de crímenes médicos, se esterilizaba de forma forzosa a los prisioneros, se asesinaba a enfermos y se realizaban experimentos médicos.

Existe, asimismo, una exposición permanente en el campo de concentración de Sachsenhausen, que comprende tanto edificios como objetos que se han conservado a lo largo de todo este tiempo. La documentación histórica del lugar se halla repartida en varias exposiciones permanentes en las que se puede visitar la casa de los comandantes, las cocinas de los reclusos, el edificio de inspección del campo de concentración y el Museo Nuevo, entre otras cosas.

Cuándo visitar el campo de concentración

Sachsenhausen se puede visitar en cualquier momento del año. Del 15 de marzo al 14 de octubre abre todos los días de 8.30 a 18 horas; mientras que del 15 de octubre al 14 de marzo, lo hace de 8.30 a 16.30 horas. Los lunes hay que tener en cuenta que cierran los museos, el archivo y la biblioteca.

Para llegar a las instalaciones se puede coger la línea S1 de tren (dirección Wannsee-Oranienburg) hasta Estación final Oranienburg. O la línea regional RE 5 desde Berlín Hauptbahnhof (Estación central) (dirección Stralsund/Rostock) hasta Estación Oranienburg.

Reservar visita guiada en el Campo de concentración de Sachsenhausen

Reserva ahora tu visita con los mejores operadores locales

Ubicación del campo

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

Visitar el Campo de Concentración de Terezin – Theresienstadt

Praga. Un territorio que tampoco se salvó de los campos de concentración nazis. Un pueblecito situado al noroeste de Praga

Visitar el campo de concentración de Majdanek

El eterno campo de concentración. Siempre en obras. Quizá éste sería el mejor calificativo para el campo de concentración de Majdanek.

Visitar el campo de concentración de Mauthausen

Si eres un apasionado de la historia, seguro que ya has estado en alguno de los escenarios de guerra más

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*