Visitar Potsdam, el Palacio Sanssouci y los jardines

Visitar Potsdam, el Palacio Sanssouci y los jardines

Potsdam es la capital del estado federado de Brandeburgo cercana a Berlin. Su historia la lleva a ser punto importante durante los acontecimientos de la II Guerra Mundial, sufriendo duros bombardeos que la devastaron. Aquí será donde se celebre la famosa conferencia de Postdam tras finalizar el conflicto. Será el lugar escogido para la reunión de los aliados que establecerán las condiciones de paz y de rendición de Alemania. Lo más destacado de la localidad, sin embargo, es el conjunto de palacios que se ubican en sus inmediaciones. Estas grandes mansiones han sido declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por su significativo valor histórico y artístico. Desde luego este conjunto de edificios y sus jardines son una visita obligada, no solo por su magnificencia sino también por la historia que se esconde en cada rincón de los mismos. Su riqueza decorativa y su fantástico paraje complementarán el recorrido.

Palacio Sanssouci

El más impresionante y relevante de los lugares de esta localidad es el palacio de Federico II, el Grande. Su construcción se realizó a mediados del XVIII para que el rey tuviera un lugar idóneo donde poder descansar. El monarca buscaba un sitio de dimensiones sencillas y que no conllevara mucho gasto, por lo que la mansión se elaboró de forma muy sobria.

Su arquitecto, Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff, diseñó una villa de estilo rococó de una sola planta, y con muy pocas habitaciones. Algo no muy común en este estilo, pero acorde a los deseos del soberano. Tras su construcción se convirtió en residencia predilecta del rey, que lo frecuentó asiduamente hasta su muerte. Tras su fallecimiento el lugar quedó algo descuidado y olvidado, hasta que Federico IV lo retomó como residencia de descanso. Desde entonces se realizaron diversas modificaciones que le proporcionaron un aspecto más opulento. A pesar de su sencillez, su interior contaba con una rica y suntuosa decoración en estilo rococó desde el primer momento.

Pero quizás, lo más impresionante, sean sus magníficos jardines. Sus sensacionales parques barrocos de estilo francés cuentan con elementos ornamentales combinados con algunas construcciones destacadas, como el impresionante Pabellón Chino, inspirado en las casas de té chinas. Aquí se realizaban pequeñas fiestas y reuniones de la alta sociedad, y actualmente se utiliza para acoger exposiciones temporales.

Nuevo Palacio de Postdam

Muy cerca del de Sanssouci, en los propios jardines, se encuentra este otro magnifico palacio. Se construyó también siguiendo los deseos de Federico II, que quería conmemorar así su victoria al finalizar la guerra de los Siete Años. Cuenta con una presencia mucho más imponente que el de Sanssoucci, y presenta dos plantas llenas de magnificas y lujosas salas, galerías y apartamentos, ricamente decorados. Su propósito era principalmente el de acoger las visitas, revelándoles así la magnifica opulencia del soberano. Tras la muerte del rey se abandonó temporalmente, hasta que fue retomado y reformado por Guillermo II. Tras finalizar la Primera Guerra Mundial se convirtió en museo, permitiendo así su visita y disfrute.

Palacio de la Orangerie

Este palacio fue realizado por encargo de Federico Guillermo IV a mediados del XIX. Presenta un estilo inspirado en el Renacimiento Italiano, imitando algunos edificios propios de esta corriente arquitectónica, como la Villa de Médicis en Roma, o la Galería Uffizi de Florencia. La parte central del palacio cuenta con dos torres gemelas. Anexos se encuentran los nichos, y en la parte occidental se localiza el sistema de calefacción antiguo, que aún hoy sigue funcionando. La parte más destacada son los aposentos reales, anexos a la Sala Orangerie, del que toma su nombre. Los jardines se encuentran ricamente decorados con alegorías de los meses y de las estaciones.

Palacio de Charlottenhof

La construcción de esta fantástica mansión se terminó a mediados del XIX. Se convirtió enseguida en la residencia favorita de Federico Guillermo IV, que la frecuentó hasta su muerte. Se realizó un palacete de estilo neoclásico sobre una antigua granja ubicada precedentemente en el lugar. Se pretendía así imitar el estilo propio de las antiguas villas romanas. Su interior se encuentra ricamente decorado, con papeles pintados en blanco y azul principalmente. Lo más destacado son sus jardines, de estilo inglés, con una combinación perfecta de espacios arbolados y detalles acuáticos. Este parque está conectado asimismo con el de Sanssouci.

Visitar Potsdam y sus escenarios históricos

Reserva ahora tu visita con los mejores operadores locales

Escenarios de la guerra en Potsdam

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Puntúa este artículo, ¡Muchas gracias!

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Artículos relacionados

Visitar el Führerbunker, los escenarios de los últimos días de Hitler en Berlín

Tras la I Guerra Mundial la posibilidad de un ataque aéreo era una realidad latente, que atemorizaba a la población.

Los Hofbrauhaus, las cervecerías de Munich y su papel en el Tercer Reich

Desde finales del XIX era tradicional y muy habitual que se llevaran a cabo reuniones en las cervecerías alemanas para

El Estadio Olímpico de Berlín de los juegos de 1936.

Fue en 1931 cuando se decidió que el siguiente emplazamiento para los juegos Olímpicos fuera Berlin. Quizás en un intento

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*