LA ESTATUA DE STALIN MÁS GRANDE DE MUNDO EN PRAGA

Tras cinco años de obras se inauguró en 1955 una enorme estatua hecha en granito, que se realizó en homenaje a Stalin, en Praga. Ubicada al final del puente Chechuv, que une el parque Letna y barrio judío, era una efigie de gran significación para el pueblo comunista.

Esta imagen era la mayor representación del líder que existió en el mundo. Pero no duró mucho, de hecho será derribada en 1962.

Historia:

En 1948 para el cumpleaños de Stalin, Eslovaquia decidió hacerle un regalo especial. Querían obsequiarle con un detalle único y exclusivo, por lo que decidieron construirle una estatua en su honor. Esta incitativa propició la competición de otros países del bloque comunista, que buscaban hacerse con el favor y la gracia del dirigente.

De todas las estatuas que se realizaron en su honor destacó finalmente la de Praga. Fue la ciudad que consiguió construir la de mayores dimensiones.

Sus medidas eran de proporciones enormes. Contaba con unos 15,5 metros de altura y unos 22 de longitud, y fue obra del escultor Otakar Svec. Este se vio sometido a las tensiones del momento, y a una presión sin igual durante su realización, suicidándose poco antes de la inauguración de la obra.

La estatua mostraba a Stalin seguido de una imagen del proletariado, representados por dos trabajadores, un soldado, y un campesino hondeando una bandera. La obra era la mayor efigie del dirigente y la mayor composición escultórica existente en Europa. Estaba realizada por 235 bloques de granito y realizada con hormigón reforzado.

Significado:

La competición por la realización de una estatua en memoria del líder fue desde luego una de las excusas para conseguir que este se fijara en los diversos países aliados. Buscaban hacerse con su atención, para que les apoyara y protegiera. Praga quería ese favor para sí, y de ahí su gran esfuerzo en la construcción de un monumento que fuera el más grande.

No obstante, mientras se estaba realizando la gran obra, el dirigente falleció. Se comenzó en ese mismo momento el proceso de desestalinización en todos los países comunistas, y especialmente en la URSS, donde se procuró modificar las ideas y métodos llevados a cabo por este. Además salieron a la luz multitud de hechos impactantes y que habían quedado ocultos, como las purgas y asesinatos que había propiciado. Su construcción, de todas formas, continuó, y se inauguró solamente dos años más tarde aunque, desde luego, con cierta sensación de incomodidad. La estatua provocaba una situación de desconcierto y disgusto. Las condiciones habían cambiada significativamente desde el momento que se decidió construirla y ahora mismo la vinculación con Stalin ya no era algo buscado o pretendido por la población. No hacía que recordarles un momento y una historia que querían olvidar. Por ello, poco después, se decidió su destrucción.

Visita actual y Museo comunista: 

La estatua fue demolida en 1962, con unos 800 kilogramos de explosivos.

Querían desvincularse definitivamente de Stalin, con sus ideas, sus métodos, su ideología; querían borrar su rastro.

Tras ello solamente permaneció el pedestal donde se levantaba. Tras la demolición la ciudad quiso propiciar el uso y la utilidad de la zona, aunque sin demasiado éxito.

Debajo de la misma, aprovechando el refugio antiaéreo existente, operó una estación pirata en 1990. Más adelante se ubicó allí un club de Rock.

La base de estatua se reaprovechó posteriormente para la escultura cinética del Metrónomo. También se utilizó durante un breve tiempo como base para una efigie de Michael Jackson, que valió para anunciar su gira europea en aquel momento.

Hoy en día queda así ese pedestal en la colina donde se erigía esta magnifica estatua, símbolo de poder y magnificencia, que se convirtió poco después en un símbolo de vergüenza y desconcierto. Entre el recuerdo de esta parte de la historia, el metrónomo se ha transfigurado en un símbolo más que destacado, que representa de manera manifiesta el paso del tiempo.

Para saber más de la misma, y conocer su historia, es recomendable acercarse por el Museo del Comunismo, que relata las vicisitudes de la misma y de su constructor. También presenta fotografías de su construcción, de la propia estatua y de su demolición. Un complemento idóneo para conocer la Estatua de Stalin de Praga.

No votes yet.
Please wait...

Artículos relacionados

Berlín en la guerra fría

Tras los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, Berlín quedó devastada.  Una ciudad asolada por el conflicto, la destrucción y

MUSEO DE GUERRA RUSO-ALEMÁN DE BERLÍN. INTRODUCCIÓN, COLECCIÓN Y DATOS DE LA VISITA.

La creación de este museo supuso un hito histórico en el devenir de las crónicas de los dos países. Un

Por qué visitar el campo de concentración de Gross-Rosen

Si has curioseado un poco sobre campos de concentración, seguramente te suene un poco el de Sachsenhausen. Cierto es que

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*